Desde la barrera

La tragedia vuelve a teñir de carmín las zancadas sobre el asfalto. El sufrimiento se torna en profundo dolor por la pérdida de 2 de los nuestros mientras materializaban su pasión. Francisco y Juan se despidieron de nosotros con las zapatillas puestas.

En estos momentos, todos tratan de encontrar una explicación a tan siniestro desenlace. Se plantea la necesidad y obligatoriedad de un reconocimiento médico. Y si bien, también lo veo conveniente, creo que este no es la fórmula magistral para erradicar estos infortunios. Sólo una parte para minimizar los casos.

La semana pasada, aunque no corriera, no quise perderme una de las grandes fiestas atléticas de la capital, y salí a animar desde el primero al último de la Asics Media Maratón Villa de Madrid. Cerca del kilómetro 8, durante más de 40 minutos ví pasar a todos los corredores, los más diferentes ritmos de carrera, caras de satisfacción y sufrimiento, seguramente, cerca, o más de 60 años de diferencia entre el más joven y el más longevo de los participantes. Hombres, mujeres, expertos o iniciados persiguiendo la meta.MMMadrid2016

Mi asombro fue observar a algunos runners caminando sin tan siquiera haber alcanzado la mitad de la prueba. Se podría pensar que, quizás, hubieran salido por encima de sus posibilidades y lo estuvieran pagando a esas alturas de la carrera. A mí, no me dio esa sensación. Valga por delante que no trato de juzgar el esfuerzo de nadie. Sólo valorar si esas personas estaban realmente preparadas para correr 21 kilómetros, y aunque los pudieran acabar, pienso no habían realizado el entrenamiento adecuado para completar una media maratón.

Nos ha atrapado la vorágine del running, nos hemos subido a un tren de alta velocidad hacia la ultra distancia sin límites. Con la diferencia que la máquina no es de vapor, ni eléctrica, nuestro corazón bombea con más calma que nuestro inconsciente, (sí inconsciente, más que subconsciente) insaciable de nuevos retos. El organismo necesita su tiempo de preparación, no son días, ni meses, puede que requiramos años de trabajo para enfrentarse a distancias mayores. Al igual que la recuperación, precisamos dar descanso al cuerpo tras tan exhaustos esfuerzos.

Alcobendas2015

No podremos saber los motivos de tales pérdidas, quizás, tristemente, puede que nunca consigamos erradicar el 100% de los sucesos, pero sí poner de nuestra parte para que sigan disminuyendo.

Un fuerte abrazo a familiares, amigos y compañeros de Francisco y Juan.

Anuncios

Trofeo Jose Cano: la decisión

Hoy no paro de repetirme la frase de mi querido y admirado Domingo Gaitero, que afirma: la vida es un cruce de caminos, que se traduce en una constante toma de decisiones, en las que acertar o no hacerlo no depende de ti, sólo está en tu mano el hecho de tomarlas.

La mañana del domingo 22 de noviembre despertaba con sueño, fruto de la falta de horas acumuladas en los días previos. Algo cansada tras tardar en conciliar con Morfeo y huir de sus brazos en ciertos intervalos. Nada más abrir los ojos, enciendo el móvil y Amaya me pregunta porqué no voy a correr al Tofeo Jose Cano. Mi primera respuesta fue negativa, pero poco a poco, mi hermana, que bien me conoce me dijo que hacía buen día, el horario bueno y tal vez habría posibilidad de conseguir dorsal. Consiguió que comenzara a dudar y a replantearme el día. Algo dubitativa escribí por las redes sociales a la cuenta de la organización, que amablemente me da el teléfono del organizador, al que no quiero molestar, y de otra persona de la organización a la que llamo y me confirma me reservan un dorsal.

No hay marcha atrás. He tomado la decisión y hay que ser consecuente con ella. Rápidamente me arreglo y salgo de casa hacia la salida. Dorsal, calentamiento, minuto de silencio por las víctimas de los actos terroristas y a correr. El inicio favorable hace que los primeros compases sean frenéticos, y poco a poco, fuera relentizándome, las cuestas mermaran mis fuerzas y mi inconsciente se volviera conformista.

not_53_g

El ritmo sé que no es bueno, pero me obligo a pelear por la tercera posición. Para mí un sueño hecho realidad. Si no recuerdo mal, unos 22 años antes, o tal vez 21, Canillejas fue nuestra primera carrera. Le debo mucho a este evento, que fue el paso inicial de nuestras vidas atléticas. Y por eso, el podium, más allá del tiempo, que sé es el peor de mis últimas participaciones, tiene un significado especial. El hecho de poder compartirlo con mi sobrina, oir sus gritos y que al terminar me diga que iba muy “bonita” vestida de rosa y azul, es la guinda para la felicidad.

Felices kilómetros!!

Castellana de principio a fin

Aunque aparente lo contrario, cuando tengo varias alternativas, soy indecisa por definición. No oculto el trabajo que me cuesta dilucidar entre cuál es la mejor opción posible. A veces, dejo que la situación decida por mí. Mi particular dilema sobre qué carrera correr, o no participar en ninguna, se veía agravado por que, últimamente, mi cuerpo es un sube y baja de sensaciones y fuerzas. Tan pronto completo un entrenamiento en los tiempos, como al día siguiente la fatiga se apodera de mi cuerpo.

Con estos precedentes, fueron varios los motivos por los que, finalmente, opté por intentar revalidar título en la Rexona Street Run. El circuito, me resultó bastante apetecible, mitad en constante y contínua subida, vuelta por la misma en bajada. Ser céntrica, también posibilitaba bastante la logística. Testar mi rendimiento, y por supuesto, volver a inscribir mi nombre en el podium, decantaron la balanza hacia la Rexona Street Run.

La noche previa, se podría definir como diario de una insomne. Toda carrera, independientemente de las características o nivel me causa ciertos nervios. Si bien en esta, objetivamente, no había en juego un gran título. Estaba bastante inquieta por saber como se iba a comportar mi cuerpo, más cuando, la última competición había sido tan nefasta. La 1, las 2 y hasta las 3 de la mañana, dando vueltas de la cama al sofá y de este, otra vez a la piltra. Pero sorprendentemente, aunque con un poco de sueño, cuando sonó el despertador, no estaba excesivamente cansada.

Rexona Street Run 2015 - Madrid

Me hubiera gustado llegar a la salida en bicicleta, pero la bajada de temperaturas me obligó a desplazarme en coche. Lo hice con bastante tiempo para evitar añadir más nervios. En cuanto aparqué comencé a calentar, encontrarme con Juanma Bellón, que me acompañaría en carrera, y despojarnos de la ropa sobrante fueron los siguientes pasos antes de dar el pistoletazo de salida.

Desde el principio, nos comenzamos a distanciar las que a la postre completaríamos el podium. Miraba de reojo el reloj, algo contrariada, pues aunque en subida, tenía intención de ir un poco más rápido en ese tramo. Pero realmente, el ascenso hacía mella en mis fuerzas y, por ende, pretensiones. Sin embargo, poco a poco, fui abriendo hueco con mis perseguidoras.

Triunfo Rexona Street Run

El giro de Plaza Castilla ponía fin a nuestro calvario. Tocaba alargar zancada e intentar incrementar el ritmo, pero sin excesos, pues aún, tenía por delante 5 kilómetros. De los que fui dando cuanta más rápidamente que los anteriores. Cuando me acerqué a la meta, tuve una sensación agridulce, me hubiera gustado romper la barrera de los 37 minutos, y los superé en 21 segundos. No obstante, mejor tiempo que la edición anterior, con diferente recorrido, pero casi 2 meses después.

Como el año anterior, Mamen Ledesma me acompañó en el podium, que completó Silvia Leticia Garcia. Mientras que Dario Cabrera, Daniel Jiménez y Javier Martín Pozo, fueron los más rápidos en categoría masculina.

Todos los que participamos, independientemente de posición o tiempo, demostramos cumplir la filosofía #HazMas y disfrutar de una primaveral mañana de domingo, con nuestro esfuerzo en la Rexona Street Run de Madrid.

foto Ganadores

7 días para cruzar la meta juntos

7 días, comienza la cuenta atrás y una especie de nervios y ganas se entremezclan en mi cabeza. Algunas dudas ensombrecen mis pensamientos, pero intento vencerlas con los buenos entrenamientos realizados y apartar las malas sensaciones que otros días llenaron mis kilómetros.

Tampoco pretendo engañarme, esta preparación, ha estado llena de baches, de pequeños contratiempos, que me han lastrado, pero no impedido abandonar en el empeño de cruzar la meta de la maratón de Valencia. Creo que he entrenado lo que debía y podía, quizás lo idílico hubiera sido hacerlo de otra forma, pero hay que adaptarse a las circunstancias y obligaciones, sin la más mínima queja.

Valencia 2013

Valencia 2013

Pero sin duda, si he completado este camino ha sido gracias a todos los que me han acompañado estos meses, gracias a todos quienes se han preocupado por mí, me han animado y ayudado en entrenamientos. No me cansaré nunca de agradecérselo. Intentaré corresponder sus esfuerzos con mi sufrimiento. Pero al fin y al cabo, aunque duro, es una alternativa de superación que he elegido yo.

Durante las últimas semanas a cada muestra de apoyo que recibía, recapacitaba sobre lo vital que era para mí, y a la vez, me gustaría que se transformara en algo realmente útil. Por  eso, os invito a todos aquellos que me mostráis vuestros ánimos, lo materialicemos por una buena causa. Por aquellos, que no han elegido sufrir, pero lo hacen como auténticos campeones, por quienes daríamos la vida por verles sonreír. Sí! Por los niños, valientes ante las enfermedades que nadie merece y mucho menos ellos.

Tirada Larga 1/11/14

Tirada Larga 1/11/14

Cualquier forma de colaboración es buena, pero por los proyectos e iniciativas que llevan a cabo estoy especialmente sensibilizada con el “PROYECTO CORRE” de unoentrecienmil y con JUEGATERAPIA porque igual de importante que es la investigación es darle todas las alegrías necesarias a los niñ@s peleones.

A través de una pequeña colaboración de 1,20€ podéis conseguir vuestro dorsal en el 28099 con el mensaje AYUDA CORRE y posteriormente descargar el pdf en la web – proyecto corre. Cuando lo hagáis, me gustaría me hicierais llegar vuestras fotos con el dorsal (o del dorsal solamente, para los más tímidos), a través de las RRSS o al mail correconnosotros@gmail.com antes del viernes, para intentar recopilarlas todas y guardar vuestros ánimos.

AYUDA CORRE 28099

AYUDA CORRE 28099

la foto (1)

32618

Prometo todos mis esfuerzos para compensar vuestros ánimos.

Y ya que estamos, un click de  2 minutos que aportara 5 céntimos a la Fundación Aladina , otra pequeña ayuda para hacer más felices a los valientes que están en plena batalla en los hospitales, pero siempre con sus Sonrisas Dulces:

Unidos por la magia del maratón

Entrenar un maratón no me convierte en una super woman, no soy más resistente ni persistente que nadie. Pero cada preparación está envuelta en un halo mágico, en algo que la convierte en única, especial, y por ende yo también me dejo llevar por esos momentos de constante superación que me hacen sentir singular.

No es bueno acostumbrarse a que todo sea perfecto

Todos los esfuerzos se dirigen al objetivo, a que el día señalado el trabajo sea materializado y los sueños cumplidos. Los entrenamientos son pequeños pasos que nos acercan a la meta de los 42 kilómetros 195 metros. Cada día es una pequeña batalla contra el cansancio, al que a veces las únicas fuerzas que pueden vencer es la motivación de conquistar la mítica distancia.

Foto RunOnline Maratón Relevos

En todo este proceso, hay días buenos, regulares y malos. Porque para que salgan bien las cosas también tienen que ir mal. No es bueno acostumbrarse a que todo sea perfecto.

Se acerca mi momento, tan sólo quedan 2 semanas de la que será mi quinta maratón a la que me enfrento, aunque en realidad sea la sexta preparación realizada. No sé si seré capaz de mejorar mi registro, tampoco puedo predecir si llegaré a cruzar la meta, aunque espero y lucharé porque así suceda. La maratón es tan impredecible que las mejores previsiones tienen casi las mismas posibilidades que las peores, pero entre ambas hay una gran escala.

entrenamiento CAR. Madrid

entrenamiento CAR. Madrid

Lo único que me quedo son con todos los momentos, con toda la gente que me ha apoyado, con las veces que he sido testaruda y logré vencer mi mente, y con las ocasiones en que perdí mi batalla contra el cansancio.

A lo mejor no ha sido mi mejor entrenamiento ni de cara a esta próxima cita, ni tampoco de mi vida. Pero lo que más he disfrutado estos meses ha sido como siempre de las tiradas largas que he realizado. En ambas, creo que todo el universo se confabuló para llevarme en hasta el último metro. La compañía fue insuperable en las 2 que he realizado. Y es que sentir el apoyo de los que te rodean es tan importante como corresponder con tu esfuerzo.

Tirada Larga 1/11/14

Tirada Larga 1/11/14

Sólo las imágenes pueden reflejar un poco a lo que me refiero. Mil gracias a todos los que me acompañaron en esos días y en todo el camino, en especial a Javi que nos sufrimos y alegramos día tras día, Amaya, Pablo, “la tercera Sanfabio” Yoli, mi madre, Irene, Óscar, Mude, Juanma, Luis Pablo, Doc, y todos los que me arropan y se preocupan por mí, que seguro me dejo a alguien con el que he compartido kilómetros y dudas.

En cuanto a material, lo empleado en las tiradas largas ha sido:

Avituallamiento: 1 cápsula salts 226ers antes de comenzar. 1 gel 25mg cafeína disuelto en una botella de agua. Botella de sales.

Zapatillas: Kinvara 4 Saucony

Gafas: Rudy Project

Material de compresión compressport

Reloj: TomTom Cardio Multisport

Protector Solar: Heliocare Gel SPF50+