Nena, ponte crema

Nena ponte crema” Decía y repetía mi abuela, durante los 2 meses de verano de mi infancia y adolescencia que nos pasábamos en la playa. Cómo es lógico, cuanto más pequeña era, más también mi obediencia, pero según crecía aquella retahíla de recomendaciones y advertencias pasaban como el viento por mis oídos. Las ganas de estar bien bronceada vencían a todos los consejos. Y es que, por descontado, pertenezco a esa generación que creció, por extraño que parezca ahora, sin internet ni redes sociales, y lo que ordenaba mi abuela o madre, si bien, en un tiempo era de indiscutible cumplimiento, con los años le fui restando importancia. No había, o no recuerdo, tantas campañas, ni información, acerca de los peligros del sol. Pero eso, hoy en día ha cambiado y casi podría decir que el que se quema por exponerse, premeditadamente, al sol, es porque quiere.

_D7A9905 copia

Foto: TomTomSpain

Sufrir bajo el sol

Los deportistas “outdoor” somos lo más parecido a los amantes del bronceado tumbados al sol. Obviamente, no por la actividad física que nos separa, pero sí por la exposición prolongada que hacemos bajo la radiación solar. Corredores, ciclistas, triatletas, surfistas, podemos pasar horas expuestos al astro rey, luchando con todo nuestro esfuerzo por superarnos, pero, a menudo, olvidamos defendernos de una de nuestras grandes amenazas: la probabilidad de sufrir melanoma. No es por alarmar, pero será casualidad, o no, ya son varios los casos de deportistas profesionales, que afortunadamente, han superado con éxito un cáncer de piel en los últimos años.

tamara_duatlon

Fotoprotección, cápsulas y prendas.

Elegir la barrera protectora contra el sol depende de muchos factores, el tipo de piel, la zona a aplicar, el momento o la actividad que se va a realizar. El tipo de piel determinará el SPF recomendable, cuánto más clara sea la piel mayor será el SPF a emplear. Tampoco es lo mismo tumbarse o pasear por la ciudad que hacer deporte, o sumergirse bajo el mar. Para la primera opción nos valdría con que se adecuara a nuestro tipo de piel, en la segunda alternativa, la textura y absorción es de crucial importancia, mientras que para el agua necesitaremos un fotoprotector que sea resistente al agua o waterprof. Pero tampoco utilizo el mismo solar para cara que para cuerpo. Por varios motivos, el que empleo a menudo para el rostro es algo más denso pero más completo, me ofrece protección frente radiaciones UVA, UVB, infrarrojo y visible, pero a la vez neutraliza los radicales libres gracias a un complejo superantioxidante, que repara los daños en el ADN y actúa como antiedad. El fotoprotector del cuerpo es un spray súper ligero de muy fácil aplicación. Particularmente, recurro siempre a los productos de Heliocare, su trabajo de constante investigación me dan gran confianza dermatológica. Por otra parte, podemos aumentar, que no sustituir nuestra barrera a través de cápsulas tomadas por vía oral.

IMG_9802

Heliocare color. Foto: una periodista en zapatillas

Si no puedes fotoprotegerte, lo mejor es, en la medida de lo posible, taparse. Probablemente, si vas a hacer surf, sup, u otras actividades acuáticas no puedas re-aplicarte la crema solar tantas veces, o con la asiduidad que debieras, utilizar prendas como filtro protector es otra sencilla alternativa. Cada vez las marcas piensan más en la comodidad y cuidado del usuario. Bonh Barcelona se postula como una firma que hace del deporte un estilo de vida, y como tal, incide en los beneficios saludables. Disponen de bañadores o camisetas coloridas con manga larga para disfrutar sin amenazas de la actividad bajo el sol.

bonh-banador-surf-tropicoolcamiseta-surf-cintura

Parafraseando a las campañas de concienciación de Heliocare: ¡Tómatelo en serio! Y haz de tus placeres deportivos una actividad fotoprotegida.

Anuncios

Vacaciones con las zapas puestas

¡Coge zapas! ¡Que despego! Me pongo en modo vacaciones On que no descanso de tumbona al sol.

Actividad física no es sinónimo de ocio, pero algo en su significado tiene que ver. E igualmente, cuando más disfrutamos de nuestro tiempo libre es durante nuestros días de asueto. No sé a vosotros, pero a mí, me resulta perfecta la combinación de ejercicio y vacaciones. Quizás sea por mi general indecisión, que el tener un evento deportivo me resuelve el dilema de donde ir. Y por otro lado, que mi entorno sean también personas físicamente activas es de gran ayuda. Lo cual tampoco significa que nuestros intereses deportivos y destinos turísticos sean los mismos, pero intentamos adaptarnos y repartir el tiempo para que sea satisfactorio para ambos. Javi es más una cabra montesa y yo me asemejo más a un cangrejo de playa. Aquí van unas cuantas sugerencias para pasar las siguientes semanas disfrutando del ejercicio y el entorno:

Le tour de Francia

Parada casi obligatoria para los amantes del ciclismo y el deporte en general. Me he convertido en una asidua, hasta el punto que me resulta difícil concebir un julio sin disfrutar del ambiente que se vive en las montañas, ya sean Alpes o Pirineos, los días u horas previos al paso de la serpiente multSAMSUNG CSCicolor del pelotón. El plan suele ser: ir un par jornadas antes para aprovechar a entrenar y subir los míticos puertos de la ronda francesa. Los días que las etapas transcurran cerca de nuestro “campo Base” adelantarnos un par de horas al momento en que los ciclistas asciendan el puerto elegido, postrarnos bocadillo en mano, en la carretera a pasar el tiempo, mientras la caravana publicitaria ameniza nuestra espera. Este año, de ir, apostamos por Pirineos, Los Alpes casi son mis montañas preferidas, pero esta vez, lindan con Suiza y el viaje es verdaderamente tedioso. Las fechas: 8, 9 y 10 de julio. ¡No lo pienses! Súbete a la bicicleta y pedalea!

Carrera Playa de La Barrosa

De la alta montaña a las infinitas playas gaditanas sólo hay muchos kilómetros de por medio y una semana para recuperar del viaje. Y que mejor manera de disfrutar de las aguas atlánticas que durante 8000 metros sus olas bañen literalmente nuestros pies en la Carrera Popular Playa de la Barrosa. Para los urbanitas como yo, toda una ocasión para cambiar de paisaje y terreno, tan diferente, como exigente, a la par que cautivador.

_ELI9324 copia

De nuevo a la montaña.

A los pies de Baqueira se encuentra Vielha, una localidad cercada por montañas en el mismo Vall de D’Aran. En invierno sitiada por esquiadores y en verano por los amantes de la naturaleza que buscan descubrir las sendas y bosques cercanos, como el Parque Nacional d’Aigüestortes. Hace unos años la familia al completo, con motivo del ultra trail Vall D’Aran nos metimos en faena y nos convertimos en campistas por unos días. Esta vez, el plan es algo diferente. Conserva la misma ubicación, pero para las personas que aún no tenemos demasiada pericia con el trail running propongo un recorrido urbano nocturno de la mano de las TomTom Night Running Series, con 2 distancias para elegir, 5 o 10 kilómetros para que nadie se quede sin recorrer a la carrera la localidad y disfrutar de un precioso anochecer a la carrera.

Sólo son 3 variadas propuestas, seguro que en el calendario podréis encontrar muchas más alternativas para hacer convertir vuestras vacaciones en experiencias deportivas.