10 años 6 minutos y 26 segundos

Hay momentos en la vida que por mucho tiempo que pase puedes recordar cada instante. Así fue hace justo 10 años. Casi podría narrar con exactitud cada minuto de aquellas 48 horas, que de un modo u otro han marcado mi trayectoria deportiva, e incluso, también vital.

Era el último jueves de agosto, en la pista se mezclaban los atletas que estaban dando las últimas pinceladas a la temporada veraniega con los que comenzaban su preparación. Yo era de las primeras, animada por los buenos resultados de semanas anteriores había alargado unos días las competiciones. Mi intención era intentar mejorar mi registro en 3000 metros obstáculos (9:51.05), pero sólo fui admitida en la reunión internacional de Rieti para labores de pace maker. No obstante, en España, aún quedaba por celebrar el mitin de Andujar que cerraba temporada estival, pero en el que la distancia superior eran 800 metros. Ya puestos, unos días más, no había nada que perder y sí ganar una marca en la doble vuelta a la pista.

Ese día, en acuerdo con Pablo Villalobos y mi entrenador, planeamos 2 repeticiones de 500 metros a todo lo que me dieran las piernas y fuerzas, recuperando lo que estimara oportuno para ello. 1 minuto 19 segundos y 1:20 respectivamente con la inestimable colaboración de mi cuñado. Acto seguido, según regresaba a casa, recibí una llamada que me confirmaba acudir a un 2000 metros obstáculos ese mismo sábado cerca de Bruselas.

Las ganas peleaban contra las dudas en mi cabeza. Era demasiado precipitado, muchas incógnitas por resolver, poca recuperación para mis piernas y la gran incertidumbre de sí sería capaz de conseguirlo. En minutos movilicé a todas las personas de mi alrededor en una especie de referéndum que me ayudara a dirimir y llenara de fuerzas y confianza.

En menos de 12 horas estaba subiendo a un avión destino Bruselas. Las dudas no cesaron. Un hotel solitario, unos gastos que no tenía claro quien se haría cargo y sólo una intención: hacer que toda la aventura valiera la pena, conseguir la mejor marca española en los 2000 metros obstáculos. Y hasta eso corría peligro si no éramos al menos 3 participantes en la partida. Finalmente, fuimos 4 atletas en la línea. Desde el disparo, tomé la cabeza de la prueba, marqué mi ritmo de aproximadamente 3 minutos 10 segundos el kilómetro, aunque en la segunda mitad de la prueba perdí unos pocos segundos. Sin ningún hispano parlante en la pista, pude sentir los ánimos del público cuando el speaker anunciaba que marchaba en tiempo de récord de España. Instantes después, paré el crono en 6:26.41.

camino del record

Récord España 2000m obstáculos

!Lo conseguí¡ Hoy se cumplen 10 años de aquella, mi pequeña gesta, que más allá del tiempo realizado, fue una auto demostración de la frase que tanto defiendo: el único fracaso es no intentarlo. Es anecdótico y ciertamente casual que aún figure mi nombre junto a ese récord, reconozco que hay chicas que están o estuvieron en disposición de arrebatármelo. Pero no por ello, me gratifica que pasada una década aún lo ostente. No sólo por el valor deportivo, sino también por haber vencido a mis dudas y miedos casi en solitario pero con mucha gente apoyando en la distancia.

A veces el valor de las hechos no está en sí mismos, si no en las circunstancias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s