Va por ústedes

Tras varios meses de esfuerzo, muchos kilómetros acumulados, alguna que otra molestia, ciertos temores, pero infinitas ganas, llegaba el día de enfrentarse a los 42,195 metros del Maratón de Sevilla. Lejos de mi horizonte el objetivo de la mínima olímpica, las preseas del campeonato de España y tan siquiera mejorar marca. El plan estaba claro: ser cauta para intentar completar el maratón en el menor tiempo posible.

Creo tenía todo de mí parte. En el camino del soldado Filípides estaría escoltada por los mejores caballeros para tal batalla: Pablo Villalobos, cuñado y contrastado maratoniano. Y Javi García, mi otra mitad y el mejor duatleta de la historia. Amaya, con mis sobris repartiría los ánimos por todo el recorrido, al igual que Manolo y Gema, mis chicos aventureros de CorreConNosotros que hiper madrugaron para coger el AVE ese mismo día y llegar en el momento justo. Irene, Raquel y muchos otros amigos también me pegarían gritos en varios puntos.

(vídeo de los ánimos durante el recorrido)

Poco antes de las 9:00 de la mañana ya estábamos preparados bajo el arco de salida para lo que se preveía fuera una extenuante jornada. Desde el inicio, intentamos mantener un ritmo constante, con cuidado no fuera demasiado rápido. Pronto, formamos un grupo numeroso, en el que en todo momento fui arropada por mis caballeros y otros corredores. Los kilómetros pasaban con relativa comodidad. Hasta que, alrededor de la mitad de la prueba, comencé a disminuir la velocidad. Demasiado pronto para estar en apuros pensé.

La tentación pasó cerca.

Sentía que si quería llegar a meta el único recurso era aminorar la marcha, pero Javi y Pablo se resistían a ello y no dejaban de alentarme para que siguiera mi ritmo. En las inmediaciones del kilómetro 30 se encontraba el hotel en el que estuvimos alojados. Creo que, ni por un segundo, dudé quedarme en él, lo único que me asustaba era que Javi lo hiciera. Sus intenciones eran acompañarme hasta donde sus fuerzas le permitieran, previsiblemente, no más allá de ese lugar. Pero para mi tranquilidad, y asombro, continuó a mi lado.

12752114_10154019206354684_777310795_o

Deterneme que no retirarme.

No podía seguir corriendo. Mis piernas querían parar y yo también. Intenté engañar y complacer a mis deseos, planeé andar en los avituallamientos, aprovechar el momento para hidratarme y descansar. Pero sólo pude cumplirlo en el kilómetro 32, luego volví a caminar en el 36 y el 39. Crucé el puente Barqueta con las fuerzas justas, pero, unos metros más allá, donde apenas había público, divisé a lo lejos a Amaya con mis sobris. Oí alto, claro y con mucha fuerza como Ariadna me gritaba: “Corre Tamara, corrre!”. Ya no había opción a más paradas, tenía que sacar energía, de donde no había, para cruzar la meta. Por mis sobris y por todos los que han estado a mi lado, Javi y Pablo, que contra pronóstico se metieron en las piernas 42,195 metros para no abandonarme, mi club, patrocinadores y organización.

http://www.corriendovoy.com/atletismo/159130/zurich-maraton-de-sevilla-2016 (entrada a meta by http://www.corriendovoy.es)

No conseguí mi objetivo, pero cumplí un sueño. Cruzar la meta con Javi era algo que venía soñando hace tiempo. Quería pensar que esta podía ser la ocasión, pero sabía era prácticamente imposible que sucediera. Todo el sufrimiento se transformó en emoción cuando, de la mano, brazos en alto pasamos por debajo del arco. La maratón puede ser ingrata, pero acabarla siempre sabe a gloria.

Enhorabuena a todos los que vieron recompensado el esfuerzo, a los atletas que consiguieron pasaporte a los Juegos Olímpicos, a los que subieron al podium del campeonato de España y en general a todos los que cruzaron la meta.

Gracias a tod@s por acompañarme y estar a mi lado. Pronto más (y mejor).

Anuncios

2 pensamientos en “Va por ústedes

  1. Hola Tamara, empiezo a seguirte. Enhorabuena por esa Maratón. Yo también tuve la oportunidad de sentirlo y vivirlo el año pasado y es grandioso. Pablo es mi entrenador, pregúntale por mi….. a ver si coincidimos algún día en una carrerita, será para mí un verdadero placer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s