Orgullosa de unos pies bonitos MCNY

Siempre digo que un corredor se viste por los pies. Esa extremidad, tan lejana como olvidada, es la gran herramienta para los devora kilómetros como yo. Y sin embargo, a pesar de su vital relevancia para nuestras zancadas, a menudo nos avergonzamos y los ocultamos a la vista de los otros. No nos parecen lo suficientemente bellos para lucirlos sin temor. Pero eso, va a cambiar. En Mi Calle Nueva York, han detectado este gran y contradictorio dilema de los runners. Y se han propuesto que el orgullo destierre a la vergüenza que sentimos por mostrar nuestros pies.

Sí, pertenezco a esa común especie de avestruz podal, que entierra los pies en la arena cuando estoy en la playa o los tapo bajo la toalla si es en la piscina. Rara vez llevo sandalias para que nadie fije sus ojos en mis pezuñas. Así que cuando me propusieron el tratamiento runner de MCNY no lo pensé 2 veces y reservé mi cita a sabiendas que ello podía cambiar mi perspectiva.

Allí, en la Calle Barquillo 39 estaba yo preparada para que las especialistas de Mi Calle Nueva York, me realizaran uno de los 3 tratamientos que han diseñado para atender las necesidades de los corredores y que acondicionan, rehabilitan y mantienen nuestros pies en perfectas condiciones para la carrera.

MCNY  L. 039

MCNY L. 039

En las instalaciones de MCNY, acogedoras, tranquilas y cálidas, me realizaron el tratamiento pre- running, que comienza con un baño templado y un cuidado minucioso de las cutículas, con aceite de albaricoque, para seguir con el correcto corte de uñas. En mi caso, las durezas, es uno de los problemas que aparecen y desaparecen si no los mantengo a ralla. Aunque vigilo no tocarlos justo antes de entrenar o cuando tengo muy cerca una carrera, ya que pueden quedar doloridos. Para terminar secando e hidratando adecuadamente y así evitar grietas y posibles durezas. Acompañado del esmaltado elegido.

MCNY Beauty

Mi experiencia no pudo ser más gratificante, que a pesar del frío, ganas me dieron de salir con las hawaianas de un solo uso que me proporcionaron. No podía estar más orgullosa de mis pies, así que, días después no desaproveché la oportunidad, y aunque hubiera entrado el invierno, me calcé unas sandalias y dispuse a presumir de uñas recién cuidadas y decoradas.

201511261533

Chicas, no lo dudéis, tenemos que estar orgullosas de nuestros pies, para lucirlos como se merecen dejad que os los traten en MCNY.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s