Duatleta en mis ratos libres, triatleta por vacaciones

tamara_duatlon

Yendo y viniendo, y sin parar de correr, pero tras mucho tiempo sin pasar por aqui, retomo mis pasos, zancadas, con las que he intercalado suaves pedaladas.

Reconozco que mi afición a la bicicleta no pasaba más que por seguir de fondo las tertulias de Tour mientras mis párpados caían inconscientemente; no obstante sentía cierta curiosidad por las 2 ruedas, recorrer más kilómetros durante más tiempo, llegar más lejos y subir más alto.

A pesar de ser Madrid poco apta para este desplazamiento, cada vez son más las personas que lo emplean a diario. Este fué el comienzo de la historia… . Cuando pedí consejo a los expertos me encontré entre mis manos una bicicleta que excedía mis pretensiones, pero al fin y al cabo, suponía que tarde o temprano la competición llamaría a mi curiosidad y ésta a mis ganas. Así que decidieramé por la compra de tal velocípedo. No sería la primera opción la que comprara, sino, aquella que pasara por las piernas de una laureada triatleta (Ana Burgos).

Con poco entrenamiento, algo más de miedo y muchas ganas, debuté allá por Marzo en el duatlón de Móstoles; para mi parca experiencia, un enrevesado circuito, todo cuestas, rotondas y allá donde había llano acompañaba el viento. En la carrera me emparejé con Ana Burgos, no podía escatimar esfuerzos de mis puntos “fuertes”; las transiciones las hice… como pude, en el segmento ciclista Ana amplió su ventaja considerablemente y fui rebasada por otras 2 atletas, para en la última carrera dar caza a una de ellas y subir al tercer peldaño del podium.

Tras Móstoles llegó Gijón, tampoco fue de mi agrado el circuito, al que además se sumó la lluvia, con la que nunca había tenido ocasión de encontrarme sobre 2 ruedas… al menos, aunque me equivoqué en un tramo mantuve el tipo y la bici en pie. Gernika, fue mucho más agradable, una fiesta del duatlón con estrellas internacionales, y un marco incomparable. Hace casi un mes, Cantimpalos y sus chorizos fueron mi última (hasta el momento) competición duatlética, y en la que volví a repetir el 3er peldaño del podium de mi debut.

El triatlon…

Entra más en el apartado “aventura” que competición, reto o superación que podría decir. Y ya que nos ponemos, empezamos por cosas “serias” (no penséis en iroman que eso son locuras). De una competición de apenas 10 minutos a otra de 2 horas y 20 solo le separan una semana, 4 días de piscina con 1.000-1500m de media, otros tantas mañanas de bici sobre 40km de media, para afrontar 1500m y pico de natación, 36km de ciclismo y terminar con 10km de carrera. Pero como casi todo es perseverancia, ganas e ilusión, suplieron la falta de entrenamiento y concluimos felizmente la ¿¿”hazaña”??

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s